Educación
Plataforma abc

Orientadores Sociales: una figura fundamental para los chicos de la Provincia

23 Enero 2019

Valeria Carluccio es una joven docente de 26 años que se desempeña como Orientadora Social en la Primaria 4 de Rauch. Motivada por el deseo de ayudar a las personas a resolver sus problemas, no dudó en ejercer este importante rol desde su ingreso a la docencia en el año 2016.

Uno de los pilares de su labor es el acompañamiento a los alumnos que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad. Como Orientadora Social construyó un lazo de confianza con más de 80 chicos de la escuela a la que pertenece y también con los niños que participan del Programa “Escuelas Abiertas en Verano”, a fin de sostener el acompañamiento y detectar situaciones que puedan dificultar el aprendizaje.

Gracias a ello, pudo conocer las distintas realidades de su comunidad educativa e intervenir ante diversas necesidades sociales y situaciones familiares. Los vínculos construidos, la predisposición de las familias y la sinceridad de los chicos son fundamentales para su labor, cuenta Valeria.

“El rol que ejerzo me enorgullece y me hace feliz. Me reconforta poder ayudarlos y que tengan la confianza en mí para charlar de lo quieran. Todos los días aprendo algo de ellos y encuentro nuevos desafíos para enfrentar”, expresa la docente.

Valeria articula su trabajo con el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y con el Servicio Local de Promoción y Protección de los derechos del Niño, Niña y Adolescente.

El caso de Florencia

Florencia, una alumna de 12 años de la Primaria 4, es uno de los casos en los que Valeria trabajó arduamente junto a estos organismos.

La niña presentaba una deficiencia en el desarrollo intelectual pero nunca había recibido tratamiento alguno. Al respecto, Valeria comenzó a trabajar sobre un Proyecto de Inclusión para que desde su escuela se logre la articulación con el nivel Especial. La guía y el acompañamiento para que Florencia y su mamá puedan hacer todos los estudios médicos y trámites necesarios fueron fundamentales en este caso.

Luego de varias diligencias, su Proyecto de Inclusión fue avalado, la niña recibió su certificado de discapacidad y se logró la articulación con la Escuela Especial 501 de Rauch. A partir de allí Florencia contó con su maestra integradora particular que la acompañará durante todo su paso por el sistema educativo.

“Lo más importante fue poder ayudar a esa mamá a hacer todos trámites necesarios y ver su felicidad luego de conseguir la maestra integradora para su hija”, cuenta Valeria.

Este año los Orientadores Sociales se suman al Programa “Escuelas Abiertas en Verano” con el propósito de sostener el seguimiento de situaciones de vulnerabilidad y, al final del verano, colaborar en la continuidad educativa.

El rol del Orientador Social resulta fundamental porque su trabajo consiste en detectar situaciones que dificultan o impiden la plena inclusión de los chicos en la escuela, generando estrategias de abordaje comunitario no solo para acompañar a los distintos equipos docentes sino especialmente a las familias, estableciendo lazos colaborativos con distintos sectores de la comunidad.

El propósito de la incorporación de esta figura en las Escuelas Abiertas en Verano es planificar y llevar adelante acciones de seguimiento y monitoreo junto con el coordinador de sede para garantizar las trayectorias educativas de los chicos y chicas de la Provincia.