Continuemos estudiando
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

El orgullo de egresar: la historia de Agustina

9 Diciembre 2019

“Me siento orgullosa de mi misma por llegar a terminar la Secundaria. Pensé que no lo iba a lograr”, contó emocionada Agustina Cáceres, alumna de la Secundaria 68 de Quilmes. 

Agustina es parte de la primera promoción de egresados de la institución y cursó su último año estando embarazada. “La escuela me acompañó y me dio una gran mano para que pueda seguir estudiando”, dijo  en el aula donde transitó su último año escolar. 

Ella, junto a siete compañeros más, logró su título secundario pese a las distintas realidades del grupo. El compañerismo y las ganas de seguir estudiando fueron los pilares para cumplir este ansiado objetivo. 

“Mi compañera Carla me pasaba a buscar porque me daba miedo caminar sola, con un embarazo avanzado, las ocho cuadras de casa a la escuela”. Además del apoyo de sus amigos, Agustina contó con el acompañamiento de la escuela: “Cuando me enteré del embarazo, desde las preceptoras hasta los directivos me acompañaron y estuvieron pendientes de que pueda seguir estudiando”.

“Haber terminado el secundario, estando embarazada, es una felicidad enorme y un orgullo”, concluyó Agustina. 

Respecto a la trayectoria escolar de los chicos que son papás y mamás jóvenes, Daiana Orezcobic, docente de 6to año, hizo hincapié en que “la escuela no es solamente un lugar donde desarrollamos contenidos, es un espacio para que ellos se sientan cómodos y aprendan sobre valores, se puedan abrir, compartir sus experiencias  y ser escuchados”.

La escuela llevó a cabo acciones de acompañamiento destinadas a garantizar el derecho a la educación de alumnas embarazadas. Mediante distintas herramientas, se habilitó el trabajo desde otra perspectiva: las nuevas tecnologías facilitaron los trabajos domiciliarios virtuales, para que las estudiantes puedan hacer las tareas desde su casa y compartir información con sus compañeros.

Los ocho egresados de esta primera promoción abrieron un camino y sentaron bases sólidas para los alumnos de los años restantes. “Ninguno se quedó en el camino, ninguno abandonó, están todos egresando y la mayoría se anotó en alguna carrera universitaria", expresó Mauro Fernández, director de la Secundaria 68. "Es una sorpresa grata, que nos llena de orgullo, porque abrieron un panorama muy amplio sobre su futuro. Los vemos muy comprometidos y conscientes de la importancia de seguir estudiando”.