Educación
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

En Suecia: tres bonaerenses participaron del Premio Nobel del Agua

Dos alumnos y una profesora de Ituzaingó estuvieron en Estocolmo gracias a un ingenioso invento

 

“Fue una experiencia inolvidable porque además de ser parte de la competencia internacional disfrutamos de una diversidad cultural muy grande. Había representantes de 126 países”, expresa orgullosa Esther Voiro, la docente que acompañó a los estudiantes Valentín Maiolo y Ariana Terenzi; los tres de la Técnica 1 de Ituzaingó.

Lo que estuvo en juego en Suecia fue el Premio Nobel del Agua y todo giró en torno a su cuidado y el uso racional de un recurso trascendental para el medioambiente. El proyecto que los llevó a Estocolmo se denomina FLOCUNAT y se trata de una llamativa forma de purificar el agua de río. ¿Cómo lo consiguen? A través de las semillas del árbol Moringa Oleífera Lam y varias prácticas de laboratorio.

“Creemos que si se aplica podría solucionarse el problema de muchas personas que en la actualidad no tienen agua potable. Nos felicitaron varias organizaciones y el propio jurado. Incluso generamos una línea de contacto con científicos de Zimbabue que se interesaron en nuestra propuesta y les gustaría aplicarla en su país”, cuenta Esther.

“Estamos muy contentos porque nunca nos imaginamos llegar a un certamen tan prestigioso. Igualmente seguiremos trabajando para enriquecer a FLOCUNAT, porque el objetivo continúa siendo que sirva para ayudar a la gente que no tiene acceso a un agua en condiciones”, agrega la profesora de química, que aún no sale de su asombro.

La escuela presentó la iniciativa para competir por el “Premio Argentino Junior del Agua”, evento que desde hace 20 años organiza en Argentina la Asociación de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente (AIDIS ARGENTINA), y fueron los ganadores. Ese galardón los llevó hasta Estocolmo, ciudad en la que estuvieron hasta el fin de semana pasado.

“Los chicos estaban fascinados porque descubrieron un mundo nuevo. No solo disfrutaron de la competencia: también tuvieron talleres de capacitación, visitaron una empresa y hasta conocieron a los reyes de Suecia”, explica la docente.

El equipo argentino no se quedó con el premio, es cierto. Sin embargo, se dio el lujo de ser parte de un Mundial y esa experiencia educativa no tiene precio. ¡Felicitaciones por semejante logro!

Secundaria Técnica 1 de Ituzaingó