Educación
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

Guardavidas: el logro de un trabajo que acredita Educación

13 Enero 2017

“Feliz”, responde estar Martín Mestralet con su vida laboral. Vengo de una familia de guardavidas, me crié en la playa y mi primer trabajo oficial lo tengo en el mar, en el ámbito que quería. No lo puedo creer”. Martín tiene 19 años y éste es su primer empleo formal, el que le posibilitó el título de guardavidas otorgado por la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires.

Martín, quien es deportista de alto riesgo y proyecta estudiar ingeniería, es uno de los 600 guardavidas que pudieron demostrar sus saberes y obtener el certificado entregado recientemente por la cartera educativa bonaerense, que avala la labor que desempeñan, y mediante el cual muchos de ellos ya fueron incorporados a las playas bonaerenses y a los distintos espejos de agua donde desarrollan actividades recreativas, así como también en las Escuelas Abiertas en Verano.

Fueron acreditados en distintos distritos de la Provincia, como Pilar, Luján y San Martín, Dolores y Banfield, entre otros, e incluso Ciudad Autónoma de Buenos Aires para que pudieran trabajar en el territorio bonaerense.

Los profesionales obtuvieron el certificado otorgado por la cartera educativa provincial, a través de la Agencia de Acreditación de Competencias Laborales (AACL), a lo largo de todo el año 2016 y, tras demostrar que contaban con los conocimientos necesarios para ejercer su labor.

Oriundo de Mar del Plata, Martín Mestralet recorre como antes sus playas, sólo que ahora atento a quienes se internan entre las olas para dar respuesta en su nuevo trabajo. El 1 de enero comenzó a trabajar en la playa La rocosa, próxima a la zona de la Perla y ya recopiló varias anécdotas. 

“Es que ese día hizo mucho calor, se llenaron de gente las playas y tuvimos tres rescates. Hubo que trabajar también con prevención”, recuerda Martín quien para obtener su certificación de guardavidas por parte de la cartera educativa, luego de finalizar sus estudios secundarios debió realizar un curso de un año, rendir pruebas de nivelación y también teóricas.

El Coordinador Ejecutivo del organismo, Oscar Pereyra, explicó que los guardavidas  fueron evaluados en nado, carrera sobre arena, nociones de seguridad, vigilancia, prevención, rescate y primeros auxilios.

Además, Pereyra agregó que la Agencia trabaja para que quienes resulten competentes en alguna disciplina y lo puedan demostrar, tengan la certificación correspondiente para acceder al mundo del trabajo.

Numerosas personas que desarrollaron oficios desde la práctica han acreditado sus saberes, hasta el momento, a través del Ministerio de Educación de la Provincia en diversas actividades como albañiles, electricistas, plomeros, jardineros, operarios de máquinas viales; de residuos sólidos urbanos y de astilleros, entre otros oficios.

También es una oportunidad para jóvenes como Martín Mestralet, quien si bien no se desempeñaba antes como guardavidas, sabe del oficio por haberse criado entre con el ejemplo de su padre y su tío, de quienes aprendió mucha práctica y a los que se suma ahora con esta acreditación obtenida.  

La Agencia de Acreditación de Competencias Laborales tiene por misión “el reconocimiento público, formal y temporal de la capacidad laboral de trabajadores y trabajadoras, mediante un mecanismo eficaz y transparente de evaluación de sus competencias, en relación con una norma, sin estar necesariamente sujeto a la culminación de un proceso de formación, para abrir caminos hacia la integración, favorecer el acceso a la educación y construir Justicia Social y Educativa.