Educación
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

La Orquesta Escuela que hace foco en la inclusión

Emplazada en el Barrio Villa Scasso de La Matanza, tiene sede en una escuela especial y recibe a alumnos de escuelas vecinas y otros niños del barrio

 

Más allá de los aprendizajes y éxitos alcanzados a través de la música, la Orquesta Escuela Villa Scasso, en el partido de La Matanza, es un claro ejemplo de inclusión. Tiene su sede en la Escuela Especial 516 y es esta institución la que recibe a alumnos de otras escuelas vecinas y, en general, a niños y jóvenes del barrio deseosos de participar.

Emplazada en una zona de escasos recursos, la Orquesta Escuela de “Villa Scasso” -como se denomina a la amplia región que comprende las localidades de Laferrere, Rafael Castillo y González Catán de dicho distrito-, sobresale como la mayor atracción cultural para los vecinos y la actividad preferida de chicos y jóvenes. Cabe destacar que la iniciativa se enmarca en el Programa Coros y Orquestas que lleva adelante la provincia de Buenos Aires.

Su director, José Luis Marina, explica que “no es necesario tener instrumentos ni estar escolarizado, lo que permite que las fronteras entre lo especial y lo común se diluyan”. En ella, alumnos hipoacúsicos tocan el contrabajo o hacen percusión y niños con síndrome de Down ejecutan el clarinete.

Quienes estudian en la escuela especial y participan de la orquesta presentan discapacidad intelectual y auditiva de origen orgánico o multicausal, pero no es el diagnóstico médico el que define su incorporación, sino la conjunción de varios factores que reflejan la necesidad de realizar un trayecto escolar diferenciado.

Según Marina, “para cualquier chico o joven de sectores socioeconómicos vulnerables, la pertenencia a una experiencia de este tipo le presenta un horizonte que proporciona nuevos sentidos a su experiencia vital y deja huellas en su subjetividad. Es en este sentido donde habrá un cambio, un posible giro en su trayectoria de vida. No es un cambio curativo en términos de enfermedad a sanar o anomalías a remediar. Es una transformación que lo despertará y movilizará”.

Alrededor de 125 chicos de entre 6 y 18 años conforman esta Orquesta Escuela que funciona desde el año 2012 en la sede escolar de Rafael Castillo. Los alumnos ejecutan con solvencia todos los instrumentos. 

Precisamente, su nivel avanzado en la práctica orquestal les ha posibilitado actuar en el Festival de Música para niños y jóvenes con discapacidad intelectual, en Seúl, Corea del Sur; en el congreso internacional de filosofía e infancias en la Universidad Federal de Río de Janeiro. También han dado conciertos en distintas salas y espacios de la Ciudad y provincia de Buenos Aires. Recientemente, el 9 de junio, participaron del concierto de Orquestas de La Matanza en la sala sinfónica del Centro Cultural CCK.