Educación
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

Sala de Lectura

Lecturas: tres miradas sobre la educación

Elogio de la educación lenta; Frankenstein educador y Hacia una nueva escuela.

Elogio de la educación lenta (Joan Domenech Francesch) – Editorial Grao

“Más”, “antes” y “rápido”, parece que estas son las máximas bajo las cuales se rige la sociedad. Pero esto no implica que sea lo mejor. La educación lenta defiende el saber encontrar el tiempo justo para cada uno y aplicarlo en cada actividad pedagógica, es decir, ajustar la velocidad al momento y a la persona, atendiendo a la diversidad de ritmos de aprendizaje.

Hacer elogio de la educación lenta tiene sentido hoy y aquí en tanto que representa la celebración de un modelo educativo como la pieza clave en el proceso de humanización de la sociedad. El tiempo no puede colonizar las vidas y las de la escuela, sino que hay que devolverlo a los niños y niñas y a la docencia para que pueda ser un tiempo vivido plenamente y, por tanto, plenamente educativo.

Frankenstein educador (Philippe Meirieu) – Editorial Laertes

La historia de la educación está plagada por el mito de la fabricación de un ser humano nuevo. El doctor Frankenstein y su monstruo (como Pigmalión y su estatua, o Gepeto y su Pinocho) son ejemplos de esos de ensueños educativos que todavía hoy perduran en obras de ciencia-ficción. Philippe Meirieu, reconocida autoridad en pedagogía, parte del mito de Frankenstein para cuestionar la concepción de la educación como el proyecto de dominio del educando y de control completo de su destino.

Expone que esa perspectiva conduce a un fracaso destructivo, postula que el pedagogo, en vez de ponerse a fabricar a nadie, debe operar con las condiciones que permitan al otro "hacerse a sí mismo", y ofrece proposiciones concretas orientadas a ese fin de educar sin "fabricar".

Hacia una nueva escuela (Pablo Jesús Díaz Tenza) - Editorial Círculo rojo

¿Es posible otra educación? Ésta es la pregunta que se plantea el docente autor de este libro y en él, se plantea una educación que no esté limitada por el currículum escolar y que permita a los niños desarrollar todo su potencial de imaginación y fantasía. Díaz Tenza reflexiona sobre la realidad concreta del aula, de lo que ocurre día a día en clase y sobre el sistema al que deben enfrentarse los estudiantes españoles.

Este libro es fruto de la reflexión sobre la realidad concreta del aula. Las líneas que lo componen van trazando una fotografía en movimiento de lo que ocurre cada día en nuestras clases, del sistema al que deben enfrentarse nuestros alumnos. No es un tratado sobre innovación ni una serie de recetas con las que se aseguren resultados milagrosos.