Educación
Plataforma abc

Pasión por las kokedamas

Dos hermanos unidos por el trabajo en la Dirección de Escuelas y la producción de plantas con una tradicional técnica japonesa

Emilio y Lautaro Parente son hermanos. Los liga el parentesco, sus trabajos en la Dirección General de Cultura y Educación desde hace más de 20 años, y un mismo emprendimiento: la producción de kokedamas. Han cultivado más de 20 mil en 8 años, desde que comenzaron con la comercialización de estas plantas producidas con una técnica japonesa que limita el crecimiento.

Su actividad les permite hacer con las manos y embellecer el ambiente. Emilio es Licenciado en Administración y se desempeña como administrativo en la Subdirección de Mantenimiento, donde cumple un extenso horario de trabajo. Allí se ocupa del pase de horas y viáticos del personal, el relevamiento de partes diarios de las delegaciones, programación de obras y detección de situaciones para intervenciones de infraestructura.

Todo eso hasta las 16 de cada día. Luego se dedica al cultivo de kokedamas en el taller montado en la casa de su abuela. Allí, junto con su hermano Lautaro, paisajista de profesión y administrativo en el Departamento de Verificación de Licencias, concretan su sueño.  “Las kokes son un sueño cumplido”, dice, el hobbie se transformó en la posibilidad de un negocio a gusto”. 

Explica que entre las plantas más buscadas realizadas mediante esta técnica cuyo nombre significa “sin maceta”, están los palos de agua, las éricas, los palmitos baby y la calita blanca, que venden los fines de semana en Plaza Azcuénaga de 19 y 44 en La Plata.

Mientras, el departamento de Mantenimiento en el ministerio es su segunda casa, como él mismo la define, “una dirección que quiero mucho, donde tengo muchos amigos y hace que me sienta bien. Me siento a gusto. Me entusiasma. Y cree que “hay cosas para hacer mejor todavía”.