Educación
Plataforma abc

Reconstrucción de la ET Nº 2 de Ensenada

La obra demandó una inversión de 1 millón setecientos mil pesos.
8 Junio, 2017

En la madrugada del 26 de abril de 2016 un incendio en la Escuela Técnica 2 de Ensenada destruyó 10 aulas, la cocina, los baños, el pasillo, la dirección y el salón de usos múltiples. Educación bonaerense, en el marco del plan de obras de infraestructura, empezó inmediatamente los trabajos de reconstrucción. Poco más de un año después, recorrimos junto al director Provincial de Infraestructura, Marco Barra, las instalaciones para ultimar los detalles  de las obras que están próximas a finalizar.

 

La primer medida adoptada por Educación, a pocos días de ocurrido el incendio, fue la instalación de un conjunto de aulas modulares emplazadas en el playón deportivo de la escuela, las que permitieron garantizar la continuidad del dictado de clases; y a su vez, la seguridad de los chicos y de la comunidad educativa mientras se llevaba a cabo las tareas de construcción.

 

La obra incluyó la realización de nuevas instalaciones eléctricas; colocación de luces de led de emergencia, arreglo sobre las instalaciones de gas afectadas por el siniestro y la reconstrucción de todo el cielorraso de durlock de 1.694 metros cuadrados. Los trabajos demandaron una inversión de 1 millón setecientos mil pesos.

 

Por su parte, la municipalidad de Ensenada, como parte de los actores involucrados en la reconstrucción del edificio, realizó la reparación del techo y llevó adelante las tareas de pintura del edificio.

 

En este marco, el final de las obras en inminente y dará la posibilidad a toda la comunidad educativa de contar con el total de las instalaciones en óptimas condiciones. De este modo, durante los próximos 15 días se realizará la instalación de los artefactos de luz en las quince aulas, la colocación de pizarrones y mobiliario en cada una de ellas, como así también la instalación de equipos de aire acondicionado frio calor en cada aula.

 

Actualmente los más de 800 chicos que concurren a esta emblemática escuela, y toda la comunidad educativa, pueden sentir que la tragedia quedó en el pasado. Las marcas quedan pero la escuela, con su gente y fruto del trabajo de muchos, vuelve a estar en pie.