Educación
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

Robótica educativa: decálogo de beneficios

Los kits que se entregan en las escuelas repercuten positivamente en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Diez puntos a favor de un área que no para de crecer  

 

Una de las premisas de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense es afianzar la robótica en la provincia de Buenos Aires. ¿Por qué? Su implementación provoca múltiples beneficios en estudiantes y docentes. A saber:  

1) Genera alumnos creadores y creativos a partir del diseño, manipulación de distintos elementos y construcción de creaciones propias, todo controlado por un sistema computacional. La creatividad es una habilidad fundamental en un mundo cambiante.

2) Favorece procesos cognitivos de razonamiento. A través de la planificación de la resolución de un desafío, los estudiantes pueden materializar razonamientos mentales en producciones físicas. Esto permite el paso de lo abstracto a lo concreto (materializar conceptos).

3) Desarrolla la capacidad de resolución de problemas, de manera crítica y analítica, colaborando en la formación integral del alumno en cuanto al desarrollo de habilidades.

4) Promueve el aprendizaje basado en proyectos. La inclusión de robótica en las aulas es un medio potente para trabajar transversalmente en distintas materias, articuladas entre sí e inclusive entre distintos años.

5) Ayuda al aprendizaje colaborativo y el trabajo en equipo. La robótica resulta fundamental para la promoción del aprendizaje entre pares. Alienta la inclusión, en particular de alumnos con distintas capacidades (a través de diferentes tareas asignadas).

6) Estimula la participación activa de los estudiantes. Promueve el desarrollo de actividades que favorecen la resolución de problemas, potencian situaciones de la vida cotidiana y del mundo actual.

7) Ofrece nuevos recursos para fortalecer los procesos de enseñanza-aprendizaje de los contenidos curriculares. La robótica se puede aplicar en distintas materias y así brindar contenidos tradicionales de manera más atractiva para los alumnos. Promociona la curiosidad, el análisis y la investigación. 

8) Potencia el pensamiento matemático. Se ponen en práctica razonamientos lógicos ante los desafíos de resolver un problema, descomponiéndolo en sistemáticas operaciones que nuestro cerebro activa para ordenar la información que percibe del exterior.

9) Despierta vocaciones, alentando alumnos no sólo consumidores de conocimiento y tecnología, sino productores y conocedores de la sociedad que los rodea. Proporciona competencias para los denominados “empleos del futuro”.

10) Propicia aprendizajes relacionados con la formación científico-tecnológica y habilidades de la sociedad del conocimiento. Garantiza ciudadanos de pleno derecho en un mundo digitalizado, donde es necesario adquirir ciertas competencias que le permitan desenvolverse en un ecosistema digital.